El té es, ha sido y será una de las infusiones más populares de la cultura oriental y occidental.
¿Será porque tiene infinidad de propiedades? ¿O por su exquisito aroma y delicado sabor? Descúbrelo en esta nota y conoce los distintos tipos de té.

El TÉ VERDE

El té verde es uno de los

tipos de té que se encuentra en su estado natural porque no está estacionado.
Es antioxidante, diurético, y digestivo. Contiene sodio, fluor, vitaminas A, B y C y minerales.
No olvides que el agua no deberá hervir cuando lo prepares porque entonces sus hojas se cocinarán y tendrá un sabor bastante amargo. El té verde es el más usado en el Japón y aunque su cultivo y recolección también se encuentra en la China, uno de los primeros países en descubrir la infusión.

La infusión más famosa del mundo, sus variedades y propiedades.

El TÉ NEGRO

El té que todos conocemos, el más popular en el mundo. Tiene propiedades antoxidantes, provoca sensación de saciedad al beberlo y es estimalante además de ser bajo en calorías.
Pero este uso, el que hoy conocemos, en la antiguedad fue usado nada menos que como moneda debido que a no pierde su sabor a lo largo del tiempo. Es estimulante, contiene minerales y teína; y provoca una sensación de relajación al estómago una vez que lo bebemos.
Aquí, la temperatura del agua deberá ser de 95 grados centígrados.

El TÉ BLANCO

Se considera uno de los más exquisitos y refinados porque en las hojas se concentra la energía por ser sus brotes seleccionados, los más tiernos. Estos jóvenes brotes están cubiertos de un revestimiento piloso de color blanco -de allí su nombre- que cubre las hojas. Es cosechado a mano y durante la primavera.
Posée un sabor auténtico y delicado como su aroma y su precio es el más elevado entre las variedades de té.
Es llamado el “elixir de la juventud” por su carácter antioxidante -tres veces más que el verde- y su alto nivel de vitaminas C y E.
Para preparar tu té blanco el agua deberá estar a una temperatura de 75 grados centígrados.

EL TÉ ROJO

Originario de China, ha sido usado en la antiguedad por lo emperadores y prohibido para el resto de la población. Su fermentación es diferente a la de sus compañeros y requiere estacionarse en bodegas durante años, lo que le otorga el rojizo color. Sus propiedades lo han hecho popular por tratarse de un “quemador de grasas natural” ya que tiene propiedades diuréticas y ayuda a disminuir el colesterol.
para preparar tu té rojo, la temperatura del agua deberá ser de noventa y cinco grados centígrados.

EL TÉ AZUL

Entre las variedades y propiedades del té encontramos el también conocido como Oolong, es un té de fermentación interrumpida que está entre el té negro y el té verde.
Una infusión de sabor frutado y color oscuro que tiene su origen en China. El agradable sabor de esta variedad hace que sea perfecta para aquellos que aún no son conocedores de als variedades. Contiene vitaminas, minerales, es un antioxidante natural, favorece la disminución del colesterol y la presión arterial.
Tu agua para preparar té verde deberá estar a noventa grados pero también lo puedes beber frío.
¿Cuáles son tus tipos de té favoritos?

Si disfrutaste de esta nota danos tu apoyo con un Me Gusta o comparte en tu red social preferida:

Dí lo que piensas