Respiración: eso que pasa de largo

 

La mayoría de las personas respira mecánicamente. Es que es un acto involuntario, pero podemos hacerlo conscientemente. Respirar bien puede traerte numerosos beneficios.

 

  1. Te relaja
  2. Aquieta tu mente
  3. Hace que tus células reciban mejor y más oxígeno
  4. Te pone en contacto con ti mismo (genera mayor consciencia de uno mismo)
  5. Te permite moverte con más fluidez: tus músculos se llenan de oxígeno. Si eres deportista, lo notarás muy rápidamente
  6. Aumenta tu capacidad pulmonar

 

Hay distintas técnicas de respiración:

 

Respiración abdominal:

Manos sobre tu abdomen; tienes que sentir que tu panza se infla al inhalar. Después, mediante la expiración, desínflala lentamente. Tómate unos pocos segundos, y repítela.
Respiración torácica:

Manos sobre tu tórax, en el pecho. Mientras inspiras lentamente, sientes que la zona pulmonar se ensancha y sale hacia afuera y, al exhalar, despides el aire y el tórax vuelve a su posición original. Tómate unos pocos segundos, y repítela.
Respiración clavicular:

Manos sobre la clavícula, casi sobre los hombros. Al inspirar, esa zona sube y al exhalar, baja. Tómate unos pocos segundos, y repítela.

 

Respirar es un verdadero arte. El yoga y la meditación guiada te ayudan a conocer cómo respirar mejor. Comenzarás a notar los cambios de inmediato. Te dejamos algunos lugares para que consultes y te animes a probar.

Si disfrutaste de esta nota danos tu apoyo con un Me Gusta o comparte en tu red social preferida:

Dí lo que piensas