¿Te gustaría vivir y trabajar en un edificio ecológico?

 

Una vivienda sustentable es una construcción que trae desde su nacimiento el fin de preservar los recursos naturales del planeta y fomento del uso consciente de los materiales, promoviendo con ello reducir al máximo el daño ambiental. ¿Conoces cómo están diseñadas estas casas?

 

Principales características del diseño sustentable:

 

Recupero y reutilización del agua. Es un método de recolección de agua de lluvia para usos que no requieran de agua potable como riego de parques y limpieza de la casa (balcones e inodoros).

Energía solar. Estos emprendimientos optan por utilizar paneles solares, aprovechando energía no contaminante al prescindir de la electricidad, resultando aquello más económica que esta última.

Techos vegetales. Están compuestos por vegetación viva, que crecen sobre un sustrato físicos que las soportan. La biodiversidad se identifica con la valoración por la naturaleza. Las cubiertas verdes adecuadamente diseñadas y con una minima intervención pueden proporcionar nuevos hábitats para una gran diversidad de flora y fauna.

Huertas orgánicas. Las casas ecológicas cuentan con espacios para cosechar tus propias frutas y verduras, aprovechando los espacios y maximizando los recursos.

Iluminación LED. Utilización de iluminación eléctrica de bajo consumo (12v), que consume menos energía que el resto de lámparas, posee mayor durabilidad, no contiene mercurio y se recicla más fácil que otras.

Bicisendas en todo el predio. Las viviendas sustentables proponen la elección de la bicicleta como medio de transporte ante cualquier otro vehículo. Por eso, las edificaciones verdes te ofrecen pasillos para circular con tu bicicleta desde la puerta del departamento hasta la salida del edificio.

Reciclado de residuos de obra. Los materiales que se emplean en la obra son reciclables o tienen componentes reciclables, por lo que nada se descarta, reutilizándose lo que ha sobrado.

Certificación LEED. Todo desarrollo inmobiliario sustentable debe cumplir con ciertas condiciones consolidadas en lo que se conoce como “certificación LEED” (Leadership in Energy & EnvironmentalDesign o Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental)

 

Los desarrollos inmobiliarios verdes buscan integrar la vivienda al entorno natural, respetándola al máximo posible, adaptándola al clima, terreno y al paisaje en que se construirá, buscando reutilizar los sobrantes residuales. No es una moda: es una forma de vivir bien. El lugar donde eliges vivir transforma tu calidad de vida.

Si disfrutaste de esta nota danos tu apoyo con un Me Gusta o comparte en tu red social preferida:

Dí lo que piensas