Regalo Día de Spa

 

Una opción para reducir el estrés y relajarse es visitar un Spa. ¿Qué encuentro en un Spa? Hay tratamientos de relajación y de estética corporales tales como: masajes descontracturantes, terapias con agua, aromaterapia, yoga, meditación y otras cosas lindas para regalar y regalarte.

Me contacto con un entorno natural y descontracturado. Un spa es un oasis en medio de la ciudad. También puedes encontrar hoteles-spa: complejos de entorno natural, verde y aves, con actividades al aire libre y terapias con agua.

Me ayuda a mejorar mi calidad de vida. Regalarse momentos para uno es comenzar a tomar conciencia del tiempo, del aquí y del ahora, de las tensiones de nuestro cuerpo. El cuerpo físico, como también el psíquico y el espiritual, necesitan volver a tomar registro de lo que está sucediendo ahora mismo. En un spa pongo en cero el reloj y salgo renovado, pero con más conciencia de mí mismo.

En un spa libero parte de mi estrés. Tenemos por mal hábito el sentir tensiones en nuestro cuerpo y el tener constantes preocupaciones en nuestra mente. Desbloquear el estrés es comenzar a contactarnos de nuevo con lo simple de la vida. En un spa puedes tomar clases de yoga, reiki y meditación.

Regalo un momento. Los spas ofrecen servicios corporativos: una tendencia que se impone desde hace algunos años es premiar con una gift card con un día de spa en las fiestas de fin de año. También es una excelente opción cuando estás indeciso sobre qué regalar a esa persona especial.

Es el momento de vivir la experiencia: puedes consultar ahora mismo estos spas cercanos a tu casa, facultad o trabajo y luego nos cuentas.

Si disfrutaste de esta nota danos tu apoyo con un Me Gusta o comparte en tu red social preferida:

Dí lo que piensas