Maneras de comer tomate.

El tomate es un fruto rico en agua y es un producto que forma parte protagonista de una dieta antioxidante y digestiva. Selecciona tú mismo los tomates en las ferias orgánicas más cercanas de donde te encuentras, y prueba estas alternativas para incorporar esta fruta saludable y liviana.

Tomates secos

Blanquearemos los tomates en agua hirviendo durante unos 30 ó 45 segundos y los sumergiremos de inmediato en un bol con agua helada para quitar la cáscara. Los cortaremos a la mitad, pero ten en cuenta que al cocinarlos reducirán su tamaño. Los condimentaremos para agregarles sabor, usando sal, pimienta, albahaca y orégano, e incluso podremos agregar azúcar. Los meteremos en el horno sobre una bandeja a unos 65°, durante 12 a 24 minutos, vigilando que no se quemen. Rotaremos la bandeja y voltearemos los tomates para que se cocinen parejos. Listos para la salsa de tus próximas pastas! 

Tomates concassé

Los lavaremos y pelaremos usando la misma técnica que usamos antes. Les retiraremos las semillas y los picaremos en brunoisse (cubitos de no más de 5mm de lado). Están listos tus tomates concassé para tus deliciosos canapés!

Salsa de tomates

Elegiremos tomates rojos y con la piel sin marcas. Ya seleccionados los tomates, los lavaremos bien y luego los pelaremos. Los trituraremos eliminando parte del jugo, a fin de obtener una preparación espesa, pero cuidando no desechar la pulpa. Usa esta salsa para tu lasagna de vegetales!

Si disfrutaste de esta nota danos tu apoyo con un Me Gusta o comparte en tu red social preferida:

Dí lo que piensas