Leches de origen vegetal

Te presentamos unas deliciosas y sanas alternativas a la leche animal derivadas de frutas y plantas. Si bien todas comparten el mismo origen orgánico, todas cuentan con distintas ventajas y desventajas, por lo que vale la pena probarlas a todas!

  1. Leche de soja. Elaborada a base de granos de soja, aporta proteínas, previene el colesterol negativo y reduce el nivel de triglicéridos, contiene fibra, suma grandes porciones de hierro y calcio, por no contener lactosa ni azúcares, la leche de soja es apta para celíacos. Sin embargo, no está recomendada para mujeres en etapa de embarazo o lactancia. Entre los aspectos negativos de la leche de soja, ten presente que la soja es un brote y, como tal, recibe manipulación genética para resistir el efecto de los pesticidas.
  1. Leche de coco. Se extrae de la pulpa de coco. Es menos dulce que el resto de las opciones que te presentamos, pero será de tu agrado si eres fanático del sabor al coco. Posee gran cantidad de calcio, por lo que es recomendada para niños y ancianos.
  1. Leche de arroz. De rápida digestión, rica en hidratos de carbono de absorción lenta, beneficiosa para personas con trastornos gastrointestinales (acidez, gastroenteritis), es una bebida libre de gluten, lactosa y caseína, ayuda a prevenir la osteoporosis. Una de las desventajas de la leche de coco radica en que no posee todas las proteínas diarias necesarias para tu organismo, por lo que es recomendable complementarla con semillas y frutos secos.

Prueba sustituir la leche de vaca por estas opciones de leches vegetales. Recuerda que estos tipos de leche duran en la heladera sólo un par de días una vez abiertos. Visita tu tienda orgánica y feria verde más cercanas y encarga tu leche saludable!

Si disfrutaste de esta nota danos tu apoyo con un Me Gusta o comparte en tu red social preferida:

Dí lo que piensas