3 usos de jengibre en tus comidas

El jengibre tiene una raíz de un sabor intenso, exótico, amargo, pero delicioso y saludable. Usarlo es muy sencillo. Cuando repases esta lista de opciones para probarlo, vas a desear comenzar ya mismo.

 

1. Un jugo refrescante. En una licuadora, exprime 1/2 limón y 1/2 pomelo. Añade 1 y ½ de taza de agua. Ralla ½ cucharada de jengibre. Suma 3 cucharadas pequeñas de azúcar (puedes probar azúcar mascabo). Quieres tu bebida bien fría: llena la copa con cubos de hielo. Ahora, a disfrutar!

2. Un dip liviano. Toma el yogur natural (1/3 de taza) e incorpórale pepino rallado (1/2 taza), rallar 1 diente de ajo, añádele 1 cucharada pequeña de sal y otra igual de jengibre. Si deseas, puedes agregar una pizca de orégano y, finalmente, 1 cucharada de jugo de limón fresco. Revuélvelo lentamente para integrar todos los ingredientes y sírvelo en un recipiente para tu aperitivo de esta noche!

3. Una sopa cremosa. Hierve durante 20 minutos en 500 cc. de caldo de verduras la calabaza (1/2 calabaza) cortada en cubos de tamaño similar. Añade 1 cucharada de jengibre rallado, una cucharada pequeña de curry en polvo y una otra de crema de leche baja en calorías. Todo a la licuadora y… Tu sopa está lista. Si quieres beberla tibia, es momento de probarla, o puedes servirla fría y nos cuentas!

 

Este fin de semana visita las ferias verdes y no dejes de tener los ingredientes para tus próximos platos rápidos con jengibre.

Si te dan ganas de probar cosas ricas, visita el recetario naturalina: comidas rápidas y naturales para tu semana.

Si disfrutaste de esta nota danos tu apoyo con un Me Gusta o comparte en tu red social preferida:

Dí lo que piensas